top of page
2023-05-12 08_22_59-Presentación1 - PowerPoint.png
Abril banner (741 x 202 px).gif
Abril Banner (1559 x 142 px).gif

Partes, tecnologías y final de la vida útil de baterías para proyectos solares – TAB Spain

Jueves, 2/05/2024

2022.10 VIDEO TAB_Li-ion_v2_fin1 EN_Moment.jpg

Las baterías se están convirtiendo en el nuevo gran actor de la transición energética. Ya sea para proyectos pequeños como autoconsumo, como para grandes plantas solares y/o eólicas, el almacenamiento energético es la opción ideal para garantizar el suministro eléctrico en más horas de las que hay recurso natural disponible, aportando múltiples ventajas tanto para el propietario del proyecto como para el sistema eléctrico en general. En este artículo, TAB Spain, Colaborador de nuestro medio y experto en soluciones de almacenamiento energético para numerosas aplicaciones, nos explica cómo funcionan las baterías y de qué partes constan.

¿Qué partes forman una batería?

“Cuando hablamos de baterías distinguimos en proyectos aislados, donde la batería es el corazón de la instalación, o si está conectado a red como en autoconsumos, donde repotencia el sistema cuando tiene poca acometida. En aislados, son una fuente de energía básica, que acumula la energía que no se consume por los paneles y si el sistema está bien diseñado, podrá aportar electricidad toda la noche” introduce la empresa.

Respecto a las partes, “distinguimos dos, la química, donde tenemos las celdas alojadas y en compartimentos de rack, vertical o en tubos, uniéndose para formar un conjunto de 51 o 48 V, para baterías de bajo voltaje, o 200, 300 y/o 400 V para grandes. La otra parte es la electrónica, las baterías de Li necesitan un sistema para cubrir zonas de sombra que pueden dar riesgo como exceso de carga o falta de ella. Ahí es donde puede peligrar. La electrónica contempla el control de tensión, el de temperatura interno, control de carga y descarga y el BMS, que conecta con el inversor para comunicar los estados internos”.

 

¿Qué es el BMS?

 

“El BMS (Battery Management System, por sus siglas en inglés), es el sistema encargado de controlar el buen estado de las baterías, mediante la estimación del estado de carga, los valores técnicos de trabajo de las baterías, como el voltaje y la corriente, además de controlar las temperaturas a las que operan. Dado que monitorean en tiempo real el estado de los equipos, el BMS informa de cualquier problema que pueda existir en las baterías”.

 

Tecnologías principales

 

El Litio es la tecnología de moda, pero dentro de ella “hay cerca de 10 aplicaciones, la más extendida es la Litio y hierro fosfato, por que es la más segura ante eventualidades. También tenemos Litio Níquel, Manganeso, Cobalto, otras aleaciones que también tienen otras características, pero son menos seguras, no inseguras, pero menos ciclos de vida que la primera”, explica TAB Spain.

 

¿Qué sucede al final de su vida útil?

 

“Todavía estamos en una fase incipiente para reciclarlas, pero se puede. Quizá sea porque llevan más tiempo en el mercado, pero en el apartado del reciclaje, las baterías que mejor lo hacen son las de plomo-ácido” comenta la empresa.

 

“No en vano, en torno al 90 – 95% de las baterías solares que se reciclan a día de hoy son de este material. El plomo es el metal no radiactivo más pesado y ha sido utilizado en baterías durante décadas, pero tiene componentes tóxicos peligrosos para el medioambiente, de ahí que sea necesario depositar este tipo de baterías en puntos específicos de reciclaje como los ecoparques. No se trata solo, en cualquier caso, de cuidar el medioambiente. El material de una batería de plomo puede reciclarse casi en un 100%, lo que lo dota de un alto valor comercial. Otros metales como el hierro, el cobalto o el litio –bastante escaso- también son interesantes para otras industrias”.

 

“Las baterías de litio compensan sus bajos índices de reciclado -en la actualidad sólo se recicla alrededor de un 5% de estos dispositivos y no en todos los países- con las cualidades intrínsecas del producto, que lo hacen más eficiente y más duradero. No olvidemos que el litio es un elemento altamente reactivo, lo que le permite acumular mucha más energía que otros materiales y, por tanto, ofrecer un servicio con mayor número de ciclos y menores pérdidas de capacidad a lo largo de los años. Es de desear, no obstante, que la continua investigación en el sector de las baterías facilite el hoy complejo proceso de reciclaje de estos dispositivos. De conseguirlo, se habrá conseguido cerrar el círculo de la eficiencia energética”.

 

Descubre más sobre las soluciones de TAB Spain en https://www.tabspain.com/baterias-solares/

Fuente de la imagen: TAB Spain

Por INFOENERGÉTICA

info@infoenergetica.com

bottom of page