AnuncieAquí-05.png

35 proyectos solares cerca de obtener el Sello de Excelencia de Sostenibilidad UNEF

Jueves, 9/09/2021

Así lo ha anunciado el gremio fotovoltaico de España, que lanzó la iniciativa en Junio de este año para promover la construcción de parques solares siguiendo criterios de respeto a la sostenibilidad y el medio ambiente.

Tras el proyecto de Falck Renewables ‘PSFV Campos de Levante’, enclavado en la provincia de Valencia y con una capacidad de acceso de 100 MW, que fue el primero en obtener el Certificado UNEF de Excelencia en Sostenibilidad y la conservación de la Biodiversidad para plantas fotovoltaicas, 35 nuevos proyectos se encuentran en trámite de este certificado.

Las plantas solares en suelo son uno de los pilares fundamentales para la transición energética en España (algo que quedó claro en uno de nuestros últimos Paneles Virtuales con Soltec, Endesa, SEO Birdlife y SUEZ) y en el mundo al aportar energía renovable a muy bajo coste, un diseño modular, rápida implantación y bajo impacto ambiental. Sin embargo, superpuesta a la emergencia climática, España debe afrontar la recuperación económica post Covid y mitigar la crisis de biodiversidad que afecta a todo el planeta. El desarrollo de plantas solares, para ser sostenible, deberá estar por tanto integrado tanto social como ambientalmente.

banner 741x202.gif

Con esa premisa, UNEF cuenta con el único certificado que reconoce los proyectos de plantas solares en suelo planteados con los más altos estándares de integración social y ambiental. El sello no certifica a una empresa sino al proyecto concreto que ésta esté planteando, y está destinado a cualquier proyecto o planta ya construida de una empresa presente en el segmento de plantas solares fotovoltaicas en suelo ya sea como desarrolladora, constructora o propietaria de la instalación. Cualquier empresa del sector puede solicitar el Sello de Excelencia UNEF, tanto empresas asociadas como empresas no asociadas.

El certificado se puede obtener en la fase de desarrollo del proyecto antes de la construcción de la instalación en forma preliminar. En ese caso, el proceso se divide en dos fases:

1. Evaluación: La entidad certificadora comprobará la documentación de diseño del proyecto y emitirá un certificado de diseño (aplicable solo a ese proyecto concreto) en base a la documentación aportada por el cliente.

 

2. Inspección: Cuando la planta esté en operación, la entidad certificadora comprobará con una visita in situ que se han cumplido los requisitos del certificado en la construcción y operación de la planta. También deberá comprobar mediante análisis documental que se hayan seguido los requisitos aplicables a la fase de obra.

Si la planta ya está construida ambas fases se llevarían a cabo en paralelo: una evaluación de diseño, un análisis de documentación sobre los requisitos en fase de obra y una visita in situ.

Más sobre renovables en España aquí.

Fuente de la imagen: Acciona