1170X180.gif

Los Recursos Renovables del Perú frente a su gran enemigo

Camisea, la reserva de gas natural más importante del país, es diez veces mayor que cualquier otra descubierta en el Perú y es una de las más importantes de Latinoamérica. Cuenta con reservas probadas de hasta 11 trillones de pies cúbicos (alrededor de 0,3 trillones de metros cúbicos), capaces de abastecer hasta 600 millones de barriles.

 

El proyecto asociado a esta reserva consiste en la explotación, construcción y operación de dos ductos, uno para gas natural y otro para líquidos de gas natural, y un sistema de distribución en Lima y Callao.

El gas natural es, probablemente, el combustible fósil que más tiempo va a convivir con las renovables en los próximos años debido a que, principalmente, es menos contaminante que otros hidrocarburos y ofrece garantía de suministro y de capacidad. En el caso de Perú, la oportunidad de aprovechar un recurso local con tanto potencial para generar energía, tanto eléctrica como térmica, supone una barrera para las oportunidades de otros recursos, los renovables.

Y el Perú no es pobre en ellos

De todos es sabido el enorme potencial de los recursos naturales del país andino. 22.450 MW eólicos, de los cuáles se han aprovechado, por el momento, 142. Potencial solar casi incalculable, aproximado según las medias de radiación solar en sus regiones; entre 5,5 y 6,5 kWh/m2 en la Sierra, entre 5 y 6 kWh/m2 en la costa, y entre 4,5 y 5 kWh/m2 en la sierra.

 

A las oportunidades de la biomasa en zonas agrarias y en la selva, principalmente, hay que sumarle los 3.000 MW del potencial geotérmico y los 69.445 MW hidráulicos, de los cuáles hay instalados unos 3.350 MW.

Pero todo ello queda en un segundo plano cuando, para bien y para mal, existe un recurso aprovechable alrededor del cual ya se ha generado toda una cadena de valor, una industria y una infraestructura para aprovechar, al máximo, su existencia.

El gas natural se ha convertido en la base y en el impedimento de la evolución de la matriz energética de la región, pues cuando se ha construido una "rueda industrial" sobre un recurso con aún mucha capacidad, el mismo se convierte en un argumento para no ver necesario instalar renovables. Y si, en plena época de transición energética, lamentamos no ver más apoyo a las renovables en todo el mundo, aún se lamenta más cuando la región cuenta con todos los recursos naturales capaces de generar energía limpia, renovable y amigable con el medio ambiente.

Fuente: MINEM

Potencial Solar

Debido a su proximidad a la línea del Ecuador, Perú cuenta con un gran recurso solar en todas sus regiones al disponer de muchas más horas de sol en todo el año que muchos otros países.

Según estudios del Banco Mundial, las Regiones de Arequipa, Moquegua y Tacna disponen de los mayores recursos solares en el Perú para el desarrollo de tecnologías fotovoltaicas y solar térmica. En estas tres regiones, situadas al sur, la irradiación horizontal global alcanza valores de hasta 7 kWh/m2 al día, mientras que el valor medio de irradiación solar directa se sitúa en torno a los 7,5 kWh/m2 y 8,5 kWh/m2.

Sin embargo, a comienzos de 2020, el país tenía operativas 7 centrales solares fotovoltaicas, con una potencia instalada total de 285 MW, de los cuales 140 corresponden a la central fotovoltaica Rubí, del grupo Enel. Esos 285 MW instalados representan una cifra lejana a las posibilidades reales de la tecnología.

19_5_012_02_Integrated_PV_Park_Managemen

Potencial Eólico

Actualmente, en el Perú hay 7 parques eólicos instalados o en proceso de construcción, que en total suman una potencia instalada de 408 MW. Esta cifra, respecto a los más de 22.000 MW potenciales de la tecnología, refleja que el país aprovecha menos del 2% de su potencial eólico.

Potencial Geotérmico

Según el Mapa Geotérmico del Perú, que en el 2008 fue actualizado por INGEMMET (Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico, adscrito al Ministerio de Energía y Minas del Perú) el país cuenta con 6 regiones geotérmicas claramente diferenciadas, cuyos mejores recursos están asociados a fluidos de origen volcánico, procedentes principalmente de la actividad magmática.

 

Casuística del país

Mientras que la mayor demanda energética del país se concentra en la zona centro y costera, donde se ubica la capital, Lima, las regiones norte y sur tienen déficits energéticos y todavía existen numerosas zonas de la Sierra y la Selva que no tienen acceso al suministro eléctrico.

Debido a la naturaleza de la demanda energética y a la orografía del país, los costes de transporte energético son caros en comparación con otros costes de transporte y distribución de países vecinos. Los transportes energéticos recorren, de norte a sur, una gran distancia, mientras que la complejidad de la infraestructura hacia la selva apunta a utilizar la generación distribuida mediante recursos renovables.

 

Una manera de abaratar estos costes y acercarse al objetivo de electrificación del 100% de la población es, sin lugar a duda, el aprovechamiento de esta oportunidad.

 

Aquí, la geotérmica puede abastecer de calor y luz las zonas del Sur, que además tienen graves problemas a causa del frío extremo en invierno (Puno, principalmente) y la bioenergía en las zonas cercanas a la Amazonía.

Fuente: Informe de Perspectiva del SEIN y la viabilidad de la geotermia en el Perú (L. Espinoza, 2017) y Sociedad Peruana de Energías Renovables.

Si la demanda energética no aumenta, ¿por qué instalar renovables?

Uno de los argumentos más fuertes para defender la necesidad de instalar MW renovables, al menos en Europa, es la descarbonización y el desmantelamiento de centrales nucleares, dado que esa capacidad debe sustituirse por tecnologías más respetuosas con el medio ambiente para mantener, o incluso aumentar, la potencia instalada de las diferentes matrices energéticas.

Obviamente, existen numerosos argumentos que defienden invertir en renovables, sin embargo, cuando la capacidad ya instalada en un país es capaz de abastecer más de la mitad de la máxima demanda registrada, parece una inversión no necesaria inyectar potencia renovable al mix eléctrico, o al menos, ese parece ser el punto de vista de algunas entidades gubernamentales.

Depender del recurso hídrico, teniendo en cuenta el efecto del cambio climático en los ciclos de los ríos, por ejemplo, es arriesgar mucho. No obstante, esa capacidad instalada en presas hidráulicas no es fácilmente “desmantelable”, y tampoco es algo necesario dado que esta tecnología sigue siendo respetuosa con el medio ambiente. Según un estudio de la organización europea “Transport and Environment”, las supuestas ventajas que el gas natural tiene para el clima resultan poco significativas cuando se tienen en cuenta las fugas de metano (un potente gas de efecto invernadero), que se producen a lo largo de toda la cadena de suministro de este combustible. Así, y según los últimos datos analizados por la organización, el uso del gas natural en el transporte supondría entre un 10% menos y un 6% más de emisiones que los combustibles derivados del petróleo, dependiendo del modo de transporte.

Aumento de la electrificación, tanto en el transporte como en procesos industriales y especialmente para la minería, satisfacer necesidades energéticas térmicas en regiones vulnerables al frío extremo como Puno, por ejemplo, llevar electricidad a las regiones más aisladas de la red, mejorar la eficiencia energética y la climatización de las viviendas, son algunos de los motivos para impulsar los recursos naturales del Perú.

 

Y ahora, con el fin de buscar una recuperación económica a la crisis del Covid-19, promover proyectos tanto a gran escala como de generación distribuida puede ser una magnífica manera de atraer inversiones al sector impulsando las energías renovables, la economía local y crear numerosos puestos de trabajo.

Fuente: Osinergmin – Regulación de las Energías Renovables en el Perú

El Perú fue uno de los primeros países del mundo en promover subastas RER, lanzando el primer proceso con dos convocatorias en 2009. Sin embargo, más de una década después, solo ha realizado 4 subastas. Mientras llega la tan ansiada 5ª subasta, las renovables tienen muchos argumentos para ser optimistas de cara al mediano plazo en el Perú, por lo que será un mercado muy atractivo para que empresas extranjeras busquen invertir y competir con las empresas locales ya experimentadas.

Fuentes: Osinergmin, Sociedad Peruana de Energías Renovables, COES, INGEMET. Elaborado por Andrés Muñoz, CEO de InfoEnergética

SOBRE NOSOTROS

Infoenergética es una multiplataforma digital informativa especializada en Ingeniería Energética, fuentes de generación y nuevas tecnologías del mercado Latinoamericano y España. 

Nuestra orientación es el desarrollo y el crecimiento del sector desde un punto de vista formativo e informativo.

Contamos con sede en Lima - Perú y en Barcelona - España.

Andrés Muñoz D.

DIRECTOR GENERAL

CONTACTO

¿Qué podemos hacer por usted? Contacte con nosotros mediante nuestro correo electrónico.

   

  • Facebook Social Icon
  • Icono social LinkedIn
  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • YouTube Social  Icon

¡Contribuyendo con el desarrollo de las energías limpias!

2020 Infoenergética. Todos los derechos reservados.

©