1170X180.gif

El mercado de las Renovables clave de Latinoamérica

Ya va siendo habitual que, en nuestra Multiplataforma, Colombia sea noticia por el avance de las renovables en el país, nuevos accesos a la energía eléctrica mediante paneles solares en zonas rurales y las iniciativas del Ministerio de Minas y Energía para impulsar la Transición Energética, entre otros aspectos.

Ahora, IRENA, la Agencia Internacional de Energías Renovables, señala en un informe las claves para que Colombia se convierta (y se mantenga) en un mercado energético líder en la región aprovechando el potencial de sus recursos naturales.

Uno de los aspectos que ha fortalecido esta imagen sobre las renovables en Colombia ha sido su avance de nueve posiciones en el índice de transición energética del Foro Económico Mundial, llegando al puesto 25 entre 115 países y siendo el segundo de América Latina, después de Uruguay. Además, el anuncio por parte del Ministerio de Energía de Colombia de que el país aumentará 50 veces su capacidad instalada para la generación de energía solar y eólica, pasando de menos de 50 MW en 2018 a más de 2.500 MW en 2022, son claros indicadores del poder atractivo del sector a nuevas inversiones. Algo que se traduce en un nuevo motor económico que, para salir de la crisis de la pandemia del Covid-19, será fundamental.

El Sistema de Información Eléctrico Colombiano, SIEL, informó hace un par de meses de que tiene registrados 328 proyectos renovables mediante tecnología fotovoltaica, eólica y biomasa, pendientes de desarrollarse. Del total exacto de 12.159 MW en registro, la solar fotovoltaica es la fuente más protagonista de este “boom” renovable del país, con 304 proyectos que sumarían 9.482 MW a la espera de avanzar de fase y construirse. Le siguen la eólica, con 20 proyectos que sumarían 2.650 MW al sector, y la biomasa, con solamente 4 instalaciones que alcanzarían los 26 MW de capacidad en total. Estos 328 proyectos suman una capacidad superior a los 2/3 de potencia instalada actualmente en el sistema eléctrico de Colombia, lo que certifica el auge del sector renovable y sitúa al país en la mira de empresas e inversionistas.

En el nuevo informe de IRENA se destacan claves para que Colombia mantenga e incluso aumente la atracción para invertir en energías renovables, principalmente solar y eólica en los próximos años. Según destaca el comunicado, el Plan Nacional de Desarrollo del país “ofrece certeza y transparencia sobre el aumento de la energía renovable hasta 2022”, año en el que se prevé se hayan instalado 1.500 MW nuevos de energía renovable. Algunas recomendaciones para impulsar esta Transición Energética en el país son, en primer lugar, aumentar los objetivos renovables a partir de 2022 mediante nuevas Subastas. En segundo, revisar el diseño del mercado de la electricidad y el marco regulador para aumentar la proporción de ERV (energía renovable variable). En tercero, fortalecer la estrategia de desarrollo de la red y en cuarto, fortalecer las consideraciones socioeconómicas de los proyectos de energía renovable, centrándose en las comunidades locales.

19_5_012_02_Integrated_PV_Park_Managemen

Tal y como conversó nuestro medio con Germán Corredor, Director de SER COLOMBIA, las Subastas serán el eje dinamizador en los próximos años para impulsar las renovables. Pese a que “hay algunas empresas que están tratando y/o han logrado PPA’s directamente con comercializadores, ese mecanismo es más complejo dado que en Colombia no hay una cultura en el mercado de hacer contratos a largo plazo, por tanto, resulta difícil. Por ello, es importante tener Subastas y que sean mecanismos donde los costos sean trasladados a la tarifa y avalados por la Comisión de Regulación, algo que, obviamente, facilita el camino para los nuevos proyectos”, indicó Germán.

La matriz energética del país se divide de la siguiente manera; la hidráulica ocupa un 68,3% con 11.846 MW instalados. Le sigue la termoeléctrica, principalmente con hidrocarburos, con 5.326 MW que suponen un 30,7% del mix eléctrico. Las renovables, pese a los buenos número que se están trasladando, ocupan un porcentaje muy pequeño. Sin embargo, esto cambiará para 2022, donde muchos de los proyectos estarán ya operativos.

Por ello, y tal como sucede en otros países aledaños, el impulso a nuevas fuentes de energía está más que justificado si observamos los efectos del cambio climático en el ciclo del agua, la fuente líder de generación eléctrica en toda Latinoamérica. Los cambios de estaciones, acompañados de etapas de sequías, hace que la hidráulica ya no pueda ser considerada una fuente tan estable como años atrás.

Sobre ese motivo fundamenta IRENA las siguientes claves para que la Transición Energética de Colombia continúe por el buen camino:

   1. MEJORAR LA CLARIDAD SOBRE LOS PLANES DE ENERGÍA RENOVABLE MÁS ALLÁ DE 2022

Aunque el Plan Nacional de Desarrollo de Colombia brinda certeza y transparencia sobre el aumento de energía renovable hasta 2022 a través de acuerdos de compra de energía a largo plazo (PPA), es importante prever y planificar inversiones a largo plazo mediante un plan de implementación específico con vistas más allá de 2022. Esto enviaría una fuerte señal de inversión tanto para inversores locales como internacionales.

 

 2. REVISAR EL DISEÑO DEL MERCADO DE LA ELECTRICIDAD Y EL MARCO REGULATORIO PARA UNA MAYOR PARTICIPACIÓN DE ERV (ENERGÍAS RENOVABLES VARIABLES)

Numerosas empresas e inversores del sector ya han mostrado su interés en que se revise el mercado eléctrico actual de Colombia, con la finalidad de facilitar una mayor integración ERV. IRENA destaca en este punto funciones dedicadas al mercado intradiario, al de servicios auxiliares, al de cargas vinculantes de despacho y complementariedad, así como facilitar mecanismos alternativos de comercialización de energía, como contratos bilaterales entre generadores de ERV y usuarios. También indica que puede ser necesario revisar el marco regulatorio actual, que incluya ajustes de los derechos de acceso a la red (distribución y transmisión).

 

 3. REVISAR EL DISEÑO DE LA SUBASTA PARA UNA ASIGNACIÓN EQUILIBRADA DEL RIESGO ENTRE LAS PARTES INTERESADAS Y ADAPTAR LOS PPA DE ACUERDO CON LOS ESTÁNDARES INTERNACIONALES

La Subasta del año pasado fue exitosa. IRENA destaca en este punto que, de cara al futuro, el gobierno debería considerar examinar cómo perfeccionar el diseño de su subasta para una mayor implementación e integración de VRE. Con ese fin, un diseño de subasta que equilibre la asignación de riesgos entre las distintas partes interesadas es fundamental. En última instancia, para movilizar inversiones y aumentar la capacidad bancaria, los PPA deben cumplir con los estándares internacionales o adaptarse en consecuencia. En nuestra entrevista a SER COLOMBIA, Germán indicó que las Subastas específicas por tecnologías son una opción que dependerá de “cómo se desarrolla la entrada de proyectos en los próximos cinco o seis años, porque otro tema importante en el mediano plazo es la infraestructura de transporte, de transmisión, ya que se necesita ampliar, sobre todo, la conexión entre la Guajira y el interior del país, dado que no hay suficiente capacidad para instalar todos los proyectos potencialmente viables en esa zona.”

4. FORTALECER LA ESTRATEGIA DE DESARROLLO DE LA RED

 

IRENA recomienda que pudiera ser beneficioso esbozar un plan de infraestructura de red de transporte específico para futuros desarrollos de energía renovable, particularmente mirando al mercado eléctrico centroamericano para interconectarse con el regional Línea de transmisión SIEPAC.

5. EMPODERAR A LAS COMUNIDADES DADAS LAS CONSIDERACIONES SOCIOECONÓMICAS DE LOS PROYECTOS DE ENERGÍA RENOVABLE

El diseño de las Subastas se puede hacer de tal modo que se busque beneficiar también a industrias locales, maximizando la creación de empleo local, fomentando la participación de pequeños y nuevos actores, y contribuir al desarrollo subnacional y la participación local de comunidades Alrededor del 90% de los proyectos de la subasta renovable completada se encuentran en La Guajira, donde los indígenas residen en comunidades. Para mejorar la transparencia para todas las partes involucradas y asegurar que la transición sea justa y justo, IRENA recomienda un enfoque estandarizado para fomentar la participación de la comunidad local, incluyendo consulta sobre permisos y desarrollo de proyectos.

A través del comunicado del cuál se han extraído estas consideraciones, IRENA se hace eco del poder atractivo de las renovables en Colombia. Para la recuperación económica de la crisis del Covid-19, será clave la aparición de nuevos motores que impulsen el desarrollo de la sociedad y permitan atraer flujos económicos de inversión al país. En este sentido, las Subastas y los Planes Energéticos de Colombia son un gran argumento para creer que el país se convertirá en un mercado clave en el que invertir en tecnologías limpias los próximos años.

Fuentes: IRENA, SER COLOMBIA, Acolgen, INFOENERGÉTICA. Autor: Ing. Andrés Muñoz, CEO de InfoEnergética.

SOBRE NOSOTROS

Infoenergética es una multiplataforma digital informativa especializada en Ingeniería Energética, fuentes de generación y nuevas tecnologías del mercado Latinoamericano y España. 

Nuestra orientación es el desarrollo y el crecimiento del sector desde un punto de vista formativo. 

Contamos con sede en Lima - Perú y en Barcelona - España.

Andrés Muñoz D.

DIRECTOR GENERAL

CONTACTO

¿Qué podemos hacer por usted? Contacte con nosotros mediante nuestro correo electrónico.

   

  • Facebook Social Icon
  • Icono social LinkedIn
  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • YouTube Social  Icon

¡Contribuyendo con el desarrollo de las energías limpias!

2020 Infoenergética. Todos los derechos reservados.

©