Ekon.gif

Estas son las "medidas excepcionales" que España pide a Europa para frenar la escalada del precio de la electricidad

Jueves, 7/10/2021

España ha presentado propuestas que incluyen la creación de una plataforma centralizada para la compra de gas natural; reformar el mercado mayorista de la electricidad para que los combustibles fósiles no sean los que marquen el precio; adoptar medidas para evitar la especulación financiera en el mercado de CO2 y diseñar directrices flexibles que permitan a los Estados reaccionar en situaciones de tensión como ésta.

La vicepresidenta Teresa Ribera ha señalado que “ante situaciones excepcionales es necesario adoptar medidas excepcionales”, que nos permitan “conciliar la protección de los consumidores, domésticos e industriales, y el interés legítimo de las empresas e inversores”.

Posición de España

Una de las propuestas que España ha incluido en el documento para la discusión es la creación de una plataforma europea centralizada para la compra de gas natural, que facilite la creación de reservas estratégicas de gas que nos permitan mitigar nuestra exposición a las fluctuaciones del mercado. “Lo hemos hecho con bastante éxito para las vacunas y deberíamos reproducir este modelo a otros campos estratégicos”, ha señalado Ribera a sus homólogos en el Consejo.

banner 741x202.gif

Además, España propone a la Comisión el diseño de un conjunto flexible de directrices con las que ofrecer diferentes opciones políticas a los Estados miembros para amortiguar el efecto de las subidas repentinas de los precios de la energía; reformar el mercado mayorista de la electricidad para que los combustibles fósiles no sean los que marquen el precio y poder trasladar a los consumidores los beneficios de las tecnologías renovables más baratas, y adoptar medidas para evitar la especulación financiera en el mercado europeo de derechos de emisión.

A este respecto España ha aportado varias soluciones –como restringir la participación de entidades cuyas emisiones no están reguladas o limitar el período de validez de los derechos de emisión- para reducir dicha volatilidad y rebajar el precio de la tonelada de CO2, de modo que vuelva a ser una herramienta útil que canalice las inversiones necesarias para culminar el proceso de transición energética.

Paquete Fit For 55

Asimismo, los ministros han debatido por primera vez desde su publicación el paquete normativo conocido como Fit for 55, propuesto por la Comisión para que la UE alcance su objetivo de reducir las emisiones de CO2 un 55% en el año 2030. España ha apoyado esta ambición, basada en la ciencia y coherente con la apuesta europea de posicionarse como un socio fiable de la escena internacional, y ha insistido en que se debe trabajar para que el paquete sea equilibrado y los costes de la transición se repartan de manera justa y equitativa entre los ciudadanos de la UE, y sus beneficios lleguen a todos, especialmente a los ciudadanos y consumidores más vulnerables.

Entre los expedientes tratados España ha resaltado que las señales de precio de CO2 deben ayudar a una descarbonización ordenada para las instalaciones y empresas que están dentro del sistema europeo de comercio de derechos de emisión (ETS). La volatilidad de precios que estamos viendo en un periodo tan corto de tiempo no impulsa la puesta en marcha de políticas de eficiencia y reducción de emisiones y puede provocar fugas de carbono. Es necesario atajar los comportamientos especulativos que han disparado el precio de las unidades de CO2 muy por encima de lo que se estimaba para el año 2030.

También ha señalado la importancia de incluir los mecanismos de cohesión climática en el debate de los repartos de esfuerzos adicionales que se exigen a cada Estado miembro y a los sectores. Los impactos del cambio climático tanto físicos como económicos van a ser geográficamente dispares y se ha de evitar que se conviertan en un elemento que aumente las divisiones existentes.

En este contexto, y como ejemplo, los impactos del cambio climático en nuestros bosques nos sitúan en una posición de partida desfavorable en cuanto a los objetivos de aumento de los sumideros de carbono. Los bosques de la Península Ibérica tienen especies de crecimiento lento debido a condiciones climáticas de aridez y escasez de agua.

Posición común ambiciosa para la COP26

En su reunión de Luxemburgo, el Consejo ha adoptado las conclusiones con la posición de la Unión Europea para la próxima Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) que se celebrará en Glasgow en diciembre. España ha apoyado el criterio europeo favorable a una respuesta ambiciosa a la emergencia climática en un contexto de crisis sanitaria y ambiental sin precedentes. En este sentido, la vicepresidenta Teresa Ribera ha defendido que la COP26 debe materializar esta ambición en todas sus agendas, la de mitigación, la de financiación y la de adaptación y pérdidas y daños. “Es fundamental que la UE sea una fuerza de progreso, que no cuestione ninguna de las medidas que nos permitan avanzar sobre el acuerdo de París”, especialmente el sistema de transparencia y el ciclo de revisión de la ambición de 5 años, ha dicho.

Más sobre energía en España aquí.

Fuente de la imagen: Climate Change

Por INFOENERGÉTICA

info@infoenergetica.com