infoenergetica2021 desde dic.gif

Las tareas pendientes del PERTE de renovables 

Lunes, 27/12/2021

ART5_LUNESSOLARES_IE.png
Alejandro Labanda_Baja.jpg

Alejandro Labanda

Director de Regulación y

Estudios de UNEF

El PERTE de Energías Renovables Hidrógeno y Almacenamiento (ERHA) es una gran oportunidad para acelerar el despliegue de tecnologías innovadoras en la transición energética y reforzar las capacidades industriales nacionales. Para poder aprovecharla, conocidas ya las líneas maestras, es necesaria la aprobación de las convocatorias para que los fondos lleguen a la economía real lo antes posible.

España es el alumno aventajado del Plan de recuperación en Europa. El pasado mes de julio, el Plan de recuperación español fue, junto al de Portugal, el primero que fue aprobado por la Comisión Europea, que elogió además su capacidad transformadora en los ejes verde y digital. España fue también el primer estado miembro que consiguió, a principios de diciembre de 2021, la aprobación preliminar de la Comisión al primer pago del Plan, de 10.000 millones de euros, tras constatar ésta el cumplimiento de 52 compromisos contemplados en el mismo.

banner 741x202.gif

El Plan español alcanzó en diciembre otro hito clave: la aprobación por parte de Bruselas del PERTE del vehículo eléctrico. Los PERTEs, introducidos por el Real Decreto-ley 36/2020, son, literalmente, Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica, y constituyen los pilares del Plan de recuperación en distintos sectores de actividad. Sin embargo, no se trata de un gran proyecto indivisible, sino la forma de integrar múltiples proyectos y actuaciones bajo un mismo programa con un determinado objetivo.

La aprobación del PERTE del vehículo eléctrico ha supuesto un paso clave para el Plan de recuperación español pues constituye la aprobación tácita de la Comisión al esquema jurídico-regulatorio de los PERTEs, en particular en cuanto al cumplimiento de las reglas del mercado interior y de ayudas de estado de la Unión Europea. Así se debe leer la aceleración en los últimos días de otros PERTEs, como el de Salud de Vanguardia o el de Energías Renovables, Hidrógeno y Almacenamiento, dotado con más de 6.900 millones de euros y que fue aprobado el pasado martes 14 de diciembre.

 

Medidas incluidas en el PERTE ERHA

 

El acelerón en los PERTEs es probablemente la mejor noticia para la economía española pues en las últimas semanas han sido varios los organismos nacionales e internacionales que han hecho una revisión a la baja de nuestras perspectivas de crecimiento. OCDE, Comisión Europea o Banco de España coinciden en unas tasas de crecimiento que no permitirían recuperar niveles de PIB previos al covid-19 hasta el primer trimestre de 2023. Es elocuente que el empleo esté muy cerca de niveles pre pandemia pero la recuperación del PIB no se espera hasta dentro de más de un año. Dicho de otra forma, existe margen de mejora en cuanto al efecto que está teniendo el Plan hasta ahora sobre la recuperación y, sobre todo, la transformación de la economía.

Por eso es clave que nuestro país sea el alumno aventajado a nivel administrativo y operativo en la ejecución, además de en su negociación y aprobación. En nuestro sector tenemos el mejor ejemplo: hay todavía cuatro comunidades autónomas (y las dos ciudades autónomas) en las que aún no se han convocado las ayudas al autoconsumo, aprobadas por el RD 477/2021 de 29 de junio, que estableció como fecha límite el 30 de septiembre. Además, en algunos casos las plataformas digitales para su tramitación presentan problemas operativos, esto sin tener en cuenta los largos plazos que hay en la tramitación habitual de estas instalaciones, una vez adjudicada la subvención.

Dicho de otra forma, los éxitos en Bruselas o los grandes planes de Madrid no llegarán a la ‘economía real’ sin un gran esfuerzo por parte de la administración para agilizar y simplificar procedimientos. Además, en lo referente al PERTE ERHA la agilidad es clave no solo por una cuestión de impacto positivo en la economía sino por la urgencia de acometer la transición energética. El programa debe acelerar la descarbonización al tiempo que se refuerza la cadena de valor industrial nacional y se escalan soluciones innovadoras desde el punto de vista tecnológico, como el hidrógeno verde, y social, como las comunidades energéticas.

El hidrógeno es, de hecho, el elemento del PERTE que recibe más apoyo (1.555 millones) y el que está más avanzado. Ya se ha anunciado que en 2022 se convocará un programa de impulso a la cadena de valor (250 millones) y de proyectos pioneros (150 millones) para los que ya han sido publicados los borradores de ordenes ministeriales. También se han anunciado (y publicado las órdenes) sendas líneas de ayudas para proyectos innovadores de I+D en almacenamiento energético (50 millones) y comunidades energéticas (40 millones).

Y hasta aquí puedo leer. El Gobierno ha indicado que el grueso de las líneas de ayuda estará disponible entre 2022 y 2023, ha aportado en la memoria del PERTE un calendario indicativo y una descripción de las 25 medidas transformadoras. Sin embargo, no sabemos todavía cuándo se ejecutarán o cómo se definirán exactamente.

 

Desde UNEF seguiremos atentos al desarrollo del PERTE y reclamando agilidad en la ejecución de los fondos. Además, apoyaremos a las empresas del sector para darles visibilidad y facilitaremos que preparen sus proyectos a las convocatorias, favoreciendo para que lleguen a todo tipo de empresas, especialmente a las pymes. Es esencial, para la economía y para la transición energética, que el Plan de recuperación en general y el PERTE en particular tengan el impacto transformador que todos esperamos y que sigamos siendo, el alumno aventajado.

Sobre Los Lunes Solares de UNEF

El gremio fotovoltaico de España e INFOENERGÉTICA colaboran, periódicamente, en esta nueva sección en la que UNEF comparte su experiencia, actualidad y conocimiento a través de nuestro medio.

Si estás interesado en conocer más contacta con info@infoenergetica.com.