infoenergetica2021.gif

Temor en Chile a que no se pueda garantizar el suministro eléctrico en 2022

Jueves, 25/11/2021

el ceo.jpg

Alarma en Chile. Ante la prolongación de las complejas condiciones que ha tenido que enfrentar el sistema, las eléctricas temen una crisis de suministro debido a la escasez hídrica, la salida de centrales a carbón, la crisis energética global y la falla de importantes plantas que han estresado aún más al parque generador.

 

Ante esta situación, la Asociación de Generadoras de Chile pidió al Gobierno, a través de una carta, que intervenga con medidas de corto y largo plazo para lograr garantizar el suministro eléctrico a lo largo de 2022.

Previsiones negativas

Esto se suma a las preocupantes previsiones que ha indicado el Coordinador Eléctrico respecto a las necesidades de diésel que se van a requerir. Estas podrían cuadriplicar la capacidad existente en el país y aumentar los riesgos de racionamiento, pero, además, elevar los costos de la energía en el mercado spot, no así para los clientes regulados. Claudio Seebach, presidente del gremio, apunta a que se requiere que el Ejecutivo tome mayor protagonismo y liderazgo ante la contingencia, por lo que propusieron la creación de un comité de emergencias para hacer frente a esta situación. "Se necesita que la autoridad política mire la película completa, que junte las puntas: las distribuidoras, la logística de los puertos y que permita eficientar y asegurar que no haya disrupción en la cadena", explica.

banner 741x202.gif

La propuesta del gremio

 

Seebach adelanta que dentro de las propuestas que van a presentar al Ministerio de Energía figuran flexibilizar la entrada de nuevos proyectos de generación, levantar iniciativas transitorias de transmisión de energía, realizar un trabajo con los distintos puertos, evaluar conexiones de centrales diésel a oleoductos, pero por sobre todo, generar las condiciones para mejorar la logística de este combustible, tanto en infraestructura como en capacidad de transporte, seguridad, y aspectos laborales. "Esto requiere identificar los nodos, distribuidoras, los conductores, las capacidades de transporte y anticiparse, porque entre junio y agosto sería el momento más crítico", señalan desde el gremio.

 

"Esto requiere una organización que trasciende de la capacidad de las empresas generadoras", asegura Seebach, quien explica que, además, se solicitará extender la vigencia del decreto preventivo de racionamiento más allá de marzo. Si bien se espera que los momentos más críticos sean el segundo y tercer trimestre de 2022, este mismo año podrían verse restricciones de suministro, sobre todo en el sur, en la zona de Puerto Montt, ya que se necesita realizar trabajos de reemplazo de un conductor de una línea de transmisión de la zona, lo que pondrá a prueba la logística de transporte del diésel.

Contacto con el próximo Gobierno

Con todo, y ante el próximo cambio de gobierno, las generadoras ya se han contactado con las dos candidaturas que competirán en el balotaje, para advertir la situación. "Esto trasciende a la autoridad de turno; lo hemos planteado como prioritario, en particular a los dos comandos que están en segunda vuelta, es una de las principales preocupaciones que les hemos presentado", revela Seebach. En cuanto a posibles efectos en el plan de descarbonización, desde el gremio reconocen que se vendrán ajustes en la desconexión de centrales, y destacan que el compromiso se mantiene, pero que el retiro de corto plazo es responsabilidad del Coordinador determinar si es posible o no.

 

"Se requieren ajustes temporales producto de la adaptación al cambio climático; las empresas han propuesto un retiro y la evaluación es del Coordinador y la CNE autoriza, por lo que ajustes producto de condiciones de corto plazo sin duda que pueden existir", puntualizan.

Postura del Coordinador

En medio de la escasez hídrica y de la estrechez que enfrenta el sistema eléctrico, las autoridades vienen advirtiendo la necesidad de reforzar las condiciones para asegurar que exista la disponibilidad necesaria de diésel en caso de que estas centrales sean requeridas para entrar en servicio, acompañado de la logística correspondiente. En este sentido, desde el Coordinador Eléctrico respondieron duramente a una misiva enviada por Inkia Energy, en la que la compañía advertía que no podía garantizar la continuidad de sus centrales diésel en caso de que fueran necesitadas.

Ante esto, la autoridad recordó que si bien la situación de abastecimiento del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) plantea desafíos para las empresas, el reglamento indica que deben cumplir las obligaciones emanadas de las instrucciones de coordinación y programaciones de la operación que el Coordinador establezca, así como también el proporcionar información cabal, completa y veraz a este organismo en el cumplimiento de sus funciones. "Entre otras obligaciones, esto implica que su representada debe disponer del combustible necesario para operar en cantidad y oportunidad cuando es requerida".

Adicionalmente, "la empresa ha recaudado ingresos por potencia de suficiencia, los que se han concebido para que sus centrales estén permanentemente disponibles para operar conforme a las instrucciones de coordinación que le sean dadas", afirman desde el Coordinador. En esta línea, desde la entidad agregaron que son las empresas coordinadas las que deben realizar todas las acciones pertinentes para disponer del combustible necesario para la operación de sus unidades generadoras, para dar debido cumplimiento a las instrucciones de coordinación, y que de lo contrario, el Coordinador puede denunciar ante la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC).

"Se necesita que la autoridad política mire la película completa, que junte las puntas: las distribuidoras, la logística de los puertos y que permita eficientar y asegurar que no haya disrupción en la cadena", asevera Claudio Seebach, presidente del gremio.

Más noticias sobre renovables en Chile aquí.

Fuente de la imagen: El CEO

Por INFOENERGÉTICA

info@infoenergetica.com