top of page
2023-05-12 08_22_59-Presentación1 - PowerPoint.png
2024 2.gif
2024---2.gif

La era de los BESS ha llegado

Jueves, 28/03/2024

flexgen.jpg

Tomando como ejemplo el proyecto Cunningham, a 34 kilómetros de Dallas y operativo desde julio de 2023, Acciona Energía aprovecha su experiencia con la mayor batería conectada a la red de Texas para destacar que ha llegado la era de las grandes baterías estacionarias (BESS, Battery Energy Storage System, en inglés). Según las previsiones de S&P Global, la capacidad de almacenamiento en baterías conectadas a la red se incrementará este año un 57% hasta alcanzar 40 GW y seguirá creciendo intensamente hasta situarse en unos 70 GW para 2030. Bloomberg NEF, por su parte, pronostica que, a 2040, las instalaciones de almacenamiento de energía a escala mundial alcanzarán 1.091 GW/2.850 GWh, frente a los 9 GW/17 GWh que había en 2018.

Clave y con 5 funcionalidades básicas

De forma resumida, el almacenamiento de electricidad resulta clave para conseguir la máxima integración de energías renovables variables –como la eólica y la solar– en el sistema, dada su elevada capacidad de absorber rápidamente energía de la red, almacenarla y reinyectarla posteriormente.

ES G2 741 x 202px.jpg
ES G2 1559 x 142px.jpg

1· Reserva operativa

 

Las megabaterías pueden prestar una respuesta rápida ante excesos no previstos en la demanda eléctrica¸ aportando capacidad adicional. Eólica y solar son más sensibles a potenciales desajustes súbitos entre generación y demanda. Las megabaterías pueden aportar su reserva para equilibrar el sistema en tales situaciones.

 

2· Suavizado de pendientes o ramping

 

En los sistemas eléctricos tradicionales, la curva de demanda tiene un pico a primera hora del día y otro en la noche. En un sistema renovable la energía solar produce en las horas centrales y cae en horas de oscuridad. Los sistemas de almacenamiento permiten dar respuesta a estas variaciones sin invertir en nuevas centrales de generación.

 

3· Arbitraje

 

El arbitraje consiste en suministrar energía al sistema en horas de precios elevados (es decir, de elevada demanda) y almacenarla en horas de precios reducidos (típicamente de baja demanda). Las megabaterías son idóneas para realizar esta función, que aporta flexibilidad al sistema y suaviza las oscilaciones en la generación eléctrica.

 

4· Ahorro de inversiones

 

Las soluciones basadas en megabaterías permiten evitar inversiones en nuevas líneas de transporte y distribución eléctrica derivadas de la necesidad de adaptarse a las congestiones en el sistema.

 

5· Laminado de picos de potencia (peak shaving)

 

En un sistema eléctrico renovable donde existe una mayor variabilidad en la generación eléctrica, el operador del sistema puede verse en la necesidad de construir nuevas centrales de energías fósiles sólo para cubrir potenciales picos de potencia. Las megabaterías pueden cumplir esta función, evitando la inversión en nuevas centrales de refuerzo.

Imagen: FlexGen

Por INFOENERGÉTICA

info@infoenergetica.com

bottom of page