infoenergetica2021.gif

El almacenamiento energético alcanzará la cifra de 1 TWh para 2030

Lunes, 15/11/2021

ge.jpg

Impulsado por Estados Unidos y China, que contarán con más de la mitad de las instalaciones globales a finales de esta década, el almacenamiento energético en todo el mundo alcanzará un acumulado de 358 GW/1.028 GWh para fines de 2030, según la última previsión de la empresa de investigación BloombergNEF (BNEF).

Este auge en el almacenamiento de energía equivaldrá a invertir más de $ 262 mil millones de USD, estima BNEF.

Mercados y crecimiento

La Perspectiva Global de Almacenamiento de Energía 2021 de BloombergNEF estima que se agregarán 345 GW / 999 GWh de nueva capacidad de almacenamiento de energía a nivel mundial entre 2021 y 2030, que es más que la capacidad total de generación de energía de Japón en 2020. Estados Unidos y China son los dos mercados más grandes , que representan más de la mitad de las instalaciones de almacenamiento globales para 2030. Las ambiciones de energía limpia de los gobiernos estatales y las empresas de servicios públicos impulsan el despliegue de almacenamiento en los EE. UU. En China, el ambicioso objetivo de instalación de 30 GW de construcción acumulada para 2025 y las normas de integración renovable más estrictas impulsan el almacenamiento.

banner 741x202.gif

Otros mercados importantes incluyen India, Australia, Alemania, Reino Unido y Japón. Las políticas de apoyo, los compromisos climáticos ambiciosos y la creciente necesidad de recursos flexibles son factores comunes.

 

A nivel regional, Asia-Pacífico (APAC) liderará la construcción en MW para 2030, pero América construirá más en MWh, porque las plantas de almacenamiento en los EE. UU., generalmente, tienen más horas de almacenamiento. Europa, Oriente Medio y África (EMEA) se encuentran actualmente a la zaga de sus homólogos debido a la falta de incentivos y políticas de almacenamiento específicas, lo que puede resultar sorprendente si se tienen en cuenta los ambiciosos objetivos climáticos de Europa. El crecimiento en la región podría acelerarse a medida que aumente la penetración de las energías renovables, salgan más generadores de combustibles fósiles y la cadena de suministro de baterías se vuelva más localizada.

El pronóstico de BNEF sugiere que la mayoría de la construcción de almacenamiento de energía para 2030 será para proporcionar transferencia de energía (por ejemplo, almacenar energía solar o eólica para liberarla más tarde). Los proyectos de almacenamiento y energías renovables coubicados, en particular de almacenamiento y energía solar, se están convirtiendo en algo común en todo el mundo.

 

Las baterías ubicadas por el cliente, tanto las residenciales como las comerciales e industriales, también crecerán a un ritmo constante. Alemania y Japón son mercados líderes en la actualidad, con mercados importantes en Australia y California. BNEF espera que el almacenamiento de energía ubicado en hogares y empresas represente aproximadamente una cuarta parte de las instalaciones de almacenamiento globales para 2030. El deseo de los consumidores de electricidad de usar más energía solar autogenerada y el apetito por energía de respaldo son los principales impulsores.

 

Otras aplicaciones, como el uso del almacenamiento de energía para aplazar la inversión en la red, pueden seguir siendo marginales en la mayoría de los mercados hasta 2030. La construcción podría recuperarse si se eliminan las barreras regulatorias y se alinean los incentivos para que los propietarios de redes consideren el almacenamiento como una alternativa a la inversión en infraestructura tradicional.

BNEF espera que las baterías dominen el mercado al menos hasta la década de 2030, en gran parte debido a su competitividad de precios, cadena de suministro establecida y trayectoria significativa. Si las nuevas tecnologías superan con éxito la competencia de iones de litio, entonces la absorción total puede ser mayor.

Fuente de la imagen: GE

Por INFOENERGÉTICA

info@infoenergetica.com